Un hombre que vino al país a pasarse las fiestas de Año Nuevo fue muerto a tiros anoche cuando salía, junto a su esposa y una hija de dos años, del centro de diversión Andy Rancho, ubicado en la comunidad de Quinigua, al norte de Santiago, para despojarlo de sus pertenencias.

Luis Félix Peralta Luciano, de 42 años, fue despojado de dinero en efectivo, una cadena de oro y otras pertenencias, según informó su pareja a la Policía Nacional. El nombre de la dama no ha sido ofrecido por las autoridades.

Origen: Diario Libre