Alrededor de 11 personas ricachonas, dedicadas al negocio de la criptomoneda, fueron los que alquilaron el lujoso yate Flying Fox, que atracó en la terminal Don Diego del puerto de Santo Domingo, el pasado 21 de marzo y aún permanece anclado en el lugar.

De acuerdo a informaciones al más alto nivel suministrado a N Digital , la mayoría de los individuos son de nacionalidad canadiense, parte de los cuales tiene ascendencia asiática.

También forma parte del grupo exclusivo, una dama de alrededor de 42 años, definida como “la soltera más codiciada de Canadá”.

Además hay un chileno y un ciudadano de Baréin, ciudad ubicada en el Golfo Pérsico, próximo a la Península Arábiga.

También te puede interesar leer:

Autoridades aún no se pronuncian ante revisión del yate Flying Fox

Los viajeros realizaron un recorrido por los más exclusivos destinos turísticos de La Romana y Punta Cana, con la finalidad de comprar residencias de alrededor de 3,5 millones de dólares, en lo adelante.

El yate Flying Fox está anclado desde el 21 de marzo en Puerto de Santo Domingo, San Soucí, y se ha convertido en un centro de atención internacional,

Atracó en Santo Domingo luego de estar en La Romana y es propiedad del multimillonario ruso Dmitry Kamenshchik.

Todo un misterio rodea la lujosa embarcación. El pasado primero de abril, el Ministerio Público realizó una investigación bajo la autorización No. 0094-Marzo-2022, dictada por la Coordinación de los Juzgados de Instrucción del Distrito Nacional.

El yate de 136 metros, que ocupa la posición 14 en la parte superior de los barcos más grandes del planeta y cuyo alquiler ronda los 3.5 y cuatro millones de dólares a la semana, sin incluir propina para la tripulación, que rondó los tres mil 500 dólares

Origen: NDigital