Pro Consumidor cerró el establecimiento que vendía postres en formas de penes y vaginas ubicado en la Zona Colonial. De acuerdo con el aviso colocado en la puerta del negocio no se trataría de una clausura, sino de una «suspención de la comercialización por la protección de la salud y seguridad de los consumidores».

La clausura fue conocida luego que su propietaria informara del cierre a través de sus redes sociales. «Después de recibir constantes acosos de Pro-Consumidor y otras Instituciones, hoy día nos clausuraron el negocio por motivos de FALSAS ACUSACIONES. Esto ya lo anticipamos, ya que nuestro negocio ha recibido mucha visibilidad y apreciación de parte de todos. Como extranjera y como mujer me siento muy apenada de ver como mi PAIS AMADO, al cual decidí volver con tanta alegría, Me esta poniendo tantas piedras en el camino para que no triunfe en él» escribió en la publicación.

Origen: CDN