Durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, Nebenzia afirmó que «si la reunión no fuera concertada, habría que convocarla para abordar los intentos de Ucrania y Polonia de provocar un enfrentamiento directo entre Rusia y la OTAN«. «Es imposible de percibir de otra manera las declaraciones absolutamente irresponsables hechas por el liderazgo de estos dos Estados», destacó.

El representante ruso indicó que cuando el presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, culpó a Moscú era imposible que desconociera que «precisamente los misiles ucranianos lanzados por el sistema de defensa antiaérea» habían alcanzado el territorio de Polonia. De acuerdo con sus palabras, «esto significa que se trata no solo de desinformación deliberada, sino de un intento consciente de involucrar a la OTAN» en un enfrentamiento directo con Rusia.

En ese contexto, Nebenzia recordó también que las autoridades polacas aseguraron «categóricamente desde el principio» que fueron atacados por Rusia.

Nebenzia calificó de «deficiente» la lógica de Occidente sobre la responsabilidad de Rusia por la caída de un misil en Polonia.

Al mismo tiempo, Nebenzia declaró que los sistemas de defensa antiaérea ucranianos «tienen mala fama sostenible». «A lo largo de los últimos meses, hemos visto regularmente imágenes de las consecuencias de los impactos del sistema de defensa antiaérea ucraniano en diversas ciudades contra edificios residenciales, detrás de los cuales [los militares ucranianos] habían escondido estos sistemas», afirmó. El representante ruso detalló que hay intentos «torpes» de presentar estos impactos «como consecuencia de ataques rusos, realizados con armas de alta precisión contra instalaciones militares e infraestructura crítica», mientras que se guarda silencio sobre el hecho de que «en caso de que este armamento impactara, no quedaría rastro de los edificios residenciales».

Сómo medios ‘mainstream’ culparon a Rusia por el misil caído en Polonia, pero se apresuraron

Cabe destacar que inicialmente surgieron varios reportes de que el misil que cayó en territorio polaco era ruso, y se insinuó que se trataría de un ataque directo a un país de la OTAN al que la alianza debería responder. Sin embargo, Rusia negó que haya atacado objetivos cerca de la frontera ucraniano-polaca, declarando que las imágenes de los restos encontrados habían sido identificadas inequívocamente como elementos de un misil guiado antiaéreo S-300 de las Fuerzas Armadas de Ucrania. 

Posteriormente tanto las autoridades polacas como los representantes de la OTAN declararon que «el incidente fue probablemente causado por un misil ucraniano de defensa aérea» disparado para repeler los ataques de Rusia. 

Fuente: RT

Siguenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *