El corresponsal de guerra neerlandés, Robert Dulmers, fue declarado persona no grata el pasado domingo por las autoridades ucranianas debido a las fotos que hizo de un ataque con misiles y que supuestamente revelan «secretos de Estado», informa el periódico Nederlands Dagblad, para el cual trabaja.

Según explicó el periodista, que lleva cubriendo el conflicto entre Rusia y Ucrania desde finales de febrero con un permiso oficial, la madrugada de este domingo sacó unas fotos donde se aprecia lo que parece ser un impacto de misiles contra una refinería de petróleo en la ciudad de Odessa

«Solo estaba una brigada de bomberos. Hice fotos a 30 metros de distancia y las publiqué en Twitter», dijo Dulmers. «Dos civiles me detuvieron y se negaron a identificarse. Hicieron fotos de mi coche», agregó.

Poco después, le notificaron que «había revelado secretos de Estado«. «Eso me sorprendió porque no había nuevas reglas en Odessa», confesó Dulmers. «Las columnas de humo tenían cien metros de altura y eran negras, así que todos, incluso los buques de guerra rusos que dispararon los misiles desde el mar Negro, sabían que se trataba de un incendio de [una refinería de] petróleo y que dieron en el blanco», expresó.

«Con una pistola en la cabeza»

Esa misma jornada el periodista recibió instrucciones de acercarse a su coche donde le esperaba otro vehículo negro, que, según descubrió posteriormente Dulmers, pertenecía al «Servicio de Seguridad».

«Tres hombres me agarraron mientras hablaba por teléfono con un representante del Ministerio de Asuntos Exteriores de los Países Bajos. Cuando intenté liberarme, uno de ellos me apuntó con una pistola en la cabeza. Otro puso mi mano detrás de la espalda. Di la vuelta y en ese momento cargó su arma«, reveló el corresponsal.

Una vez en la comisaría, el periodista descubrió que lo habían declarado persona ‘non grata’ y le habían quitado su acreditación. El hombre fue abandonado en la frontera entre Ucrania y Moldavia con el pasaporte que decía: «Entrada denegada a Ucrania hasta 2032, firmada en 2022″.

Ucrania «muestra su lado malo»

«El hecho de que Dulmers fuera expulsado de Ucrania en cuestión de horas sin un motivo formal y el carácter armado de los hechos son motivo de preocupación y protesta ante las autoridades ucranianas», afirmó el redactor jefe de Nederlands Dagblad, Sjirk Kuijper. «El periodismo libre e independiente es esencial para obtener información confiable, incluso en condiciones de guerra, y por lo tanto también lo es para las relaciones internacionales«, agregó.

«Es muy preocupante que Robert haya sido expulsado del país bajo la amenaza de un arma cargada. Ucrania quiere imitar a los países occidentales, pero muestra su lado malo«, opinó Thomas Bruning, secretario general de la Asociación de Periodistas de los Países Bajos.

  • Alexéi Arestóvich, asesor del jefe de la Oficina Presidencial de Ucrania, indicó el 21 de marzo que «categóricamente se prohíbe grabar los resultados de ataques antes de que los servicios de socorro lidien con las consecuencias»
  • El 26 de marzo, el presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, firmó una ley que establece responsabilidades penales por la difusión de información acerca del desplazamiento de tropas y armas del país mientras se aplica la ley marcial o el estado de emergencia

    Origen: RT