El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) está destinado a  enfrentar en los próximos meses un proceso de confrontación política nunca visto en sus 47 años de existencia.

Ese proceso podría consumirle  una buena parte de sus energías  institucionales y hasta  costarle su existencia si los llamados a defenderlo no lo hacen con inteligencia y un  gran sentido de la comunicación estratégica y política.

Esta situación  que proyectamos no debe extrañar a nadie  y mucho menos aquellas  entidades políticas que han administrado el Estado  como es el caso del PLD durante un tiempo determinado.

 

La matriz  está diseñada, los adversarios están en  movimiento;  y  ya la acción comienza a sentirse por los predios del  Ministerio Público en contra de algunos ex funcionarios  peledeístas a los cuales se les imputan algunas acciones supuestamente incorrectas durante sus funciones.

Lo que se ha visto hasta el momento  es mínimo, la matriz que hay diseñada, según hemos sabido, es descomunal. Lo que está planificado  no le dará tregua  a ese colectivo político para articularse y poder  defenderse con eficiencia.

En ese sentido, el partido que fundara el profesor Bosch debe estar claro y no  perder tiempo  en  ir preparando  su artillería de defensa  en diferentes temáticas a los fines de evitar que los autores de la referida estrategia demoledora lo saquen de circulación.

Pienso que esa entidad política ante la gravedad de lo que está en marcha debe aprovechar el actual  IX Congreso institucional  para  comenzar  a pensar en la escogencia mediante método democrático  de un nuevo miembro del Comité Político con  elevados conocimientos y experiencia en las áreas de la comunicación política y estratégica.

Sería un buen paso, incluso innovador; esa agrupación política no puede darse el lujo de transitar huérfana de este  elemento  ante el  oprobioso momento que le espera.

Ese organismo de alta  dirección política requiere en su composición de un periodista experimentado, poseedor  de un  pensamiento estratégico capaz de articular, gestionar  y procesar un discurso comunicacional de defensa como lo requieren las circunstancias. Además, en el actual contexto  esta iniciativa colocaría al PLD como el único partido en América en producir este tipo de medida.

[email protected]   

JPM

Deja una respuesta