Santo Domingo.-La Asociación de Militares de Haití envió una carta al presidente dominicano Luis Abinader respondiéndole su discurso ante la Asamblea de las Naciones Unidas (ONU) relacionado con la crisis que vive el pueblo haitiano.

La carta publicada por el periódico haitiano Le Nouvelliste , de Haití, dice que la misma fue enviada el pasado 29 de septiembre, donde les dicen al presidente dominicano que la solicitud de ayuda planteada en la ONU “parte de buena naturaleza, sin embargo, lo invitan a ser cauteloso en cuanto a la delicadeza de tal enfoque ».

La carta firmada por Ashley Laraque, tesorero, y Joseph D. Alexandre, secretario ejecutivo, de la Asociación de Militares de Haití «dicen que en el lugar de las conferencias sobre Haití, mejor que la promoción de la industria humanitaria, agradeceríamos más si compartiera la enriquecedora experiencia del aporte de su ejército en la economía dominicana, que eduque a sus fuerzas de defensa para que aseguren su línea fronteriza para que sea impermeable al tráfico de armas y sustancias ilícitas, que participe e invite a las naciones hermanas de América Latina a participar en la incidencia para el levantamiento del embargo a la importación de armas y equipos militares para las Fuerzas Armadas de Haití, y finalmente que tiene el origen de las inversiones de ciertos exfuncionarios haitianos en la República Dominicana investigada.

Siguen diciendo los haitianos que «el acercamiento a las naciones hermanas de América Latina parece partir de un ímpetu emocional que contradice el sacrosanto dogma geopolítico, según el cual los estados solo tienen intereses, nunca amigos… pero entendemos que como Presidente de un país que vive casi exclusivamente de turismo, está alarmado por la posibilidad de tal escenario en la frontera haitiano-dominicana ».

«Algunos de sus críticos, en análisis apresurados por decir lo mínimo, han tratado de prestarle inclinaciones oportunistas para el liderazgo regional, otros han caricaturizado una cierta similitud inversa con la actitud magnánima de nuestros ilustres antepasados ​​Alexandre Sabès Pétion y Jean-Pierre Boyer hacia todos los países. América latina; tantas opiniones que cuestionaron la nobleza de su enfoque », dicen.

Los líderes de la asociación de militares haitianos les dicen al presidente Abinader, a diferencia de las sirenas de algunos políticos, los haitianos son un pueblo guerrero fuertemente apegado a su identidad militar, celoso de la historia de su país, una nación fundada en victorias y valores militares.

«En este contexto de crisis multifacética, el fortalecimiento de nuestras Fuerzas Armadas, en rol vector de transformación del país, es la única ayuda que nos gustaría recibir sus pasos, tanto para la preservación de las buenas relaciones haitiano-dominicanas. en cuanto a la estabilidad de la estabilidad », expresan.