El especialista en asuntos migratorios de los Estados Unidos Roque Leonel Rodríguez descrito que todas las visas de trabajo H-2B con las que ha sido beneficiada la República Dominicana, son procesadas por el servicio de migración de los Estados Unidos, por lo que hay que hacer un proceso que puede exceder los cuatro meses.

En el caso de las visas H- 2B y H-2A, detalló que se necesita que el Departamento de Trabajo de ese país certifique con una carta de no objeción que el ciudadano dominicano que quiera ir pueda hacerlo, porque no hay un estadounidense que quiera ese trabajo por el que va aplicar.

Agregó que una vez se certifica la no objeción, este departamento solicita la visa al servicio de migración, que en el 99% de los casos lo aprueba.

Detalló que luego, la carta de aprobación de migración se le envía al trabajador a República Dominicana, y que esa es la «carta de trabajo» que certifica que la persona puede ir a buscar una visa al consulado.

“No es la carta del empleador, es la carta de aprobación de migración que la persona solicita a través del formulario DS-160 y va al consulado a buscar su visa”, aclaró en la edición del programa Migra Z de este sábado.

El abogado detalló que el proceso de la visa H2-B comenzó el primero de octubre y terminó el 31 de marzo, por lo que exhortó a solicitar la visa ya, puesto que estima que para febrero se habrían terminado las 33 mil disponibles.

Precisó que las referidas visas son válidas hasta por un año, dependiendo de la necesidad del empleador, y que las H-2A son para trabajadores agrícolas.

Afirmó que los dominicanos se van a beneficiarios de la actual escasez de la mano de obra en Estados Unidos.

“Este es el momento, pueblo dominicano, de que aprovechen el privilegio que le está dando Estados Unidos que tiene todos los años del mundo, y que el dominicano la subutiliza”, aconsejó.

Origen: Zdigital