Un informe de las fiscalías de todo el país publicado hoy por el Listín Diario indica que en los primeros 10 meses del año fueron denunciados en el sistema 28 mil robos y que ese número significa 20% de todos los delitos reportados que fue de 135 mil.

Puesto en números más cercanos hablamos de 2,800 robos al mes se traducen en 93 reportes de robos al ´día y 3.8 cada hora. Esos señores son los robos reportados. No sabemos que porcentaje de los delitos de esa naturaleza se quedan en el malestar de los ciudadano y no llegan a las fiscalías.

Una encuesta que nos llegó ayer y que no sabemos quien pagó, indica que la delincuencia común es la principal preocupación de los dominicanos y que el 44 por ciento la define como el problema fundamental de la sociedad en este momento. Ese 44 por ciento duplica con creces la preocupación por lo precios, el desempleo y la economía en general.

La misma encuesta en la que en términos políticos e incluso electorales favorece ampliamente a la administración Abinader indica que el 45 por ciento de los ciudadanos encuestados considera que la situación de seguridad publica en el país ha empeorado.

Hace dos días sin acceso a los datos de las fiscalía y sin conocer la encuesta nosotros les decíamos que Luis Abinader había sido derrotado por la delincuencia común.

La perspectiva favorable al gobierno en la mayoría de los ámbitos se cae cuando se llega a la preocupación ciudadana por el derecho a la vida y a los bienes que es la seguridad.

También decíamos que Abinader se había convertido en un más de lo mismo porque había adoptado las medidas con las que fracasaron Las administraciones de Hipólito, Fernández y Medina y que no pasaron de la militarización temporal de la gestión policial. A esta quizá hay que agregarle las advertencias a los delincuentes asumidas por el presidente de la República.

Hoy se anuncia el aumento de sueldos de los policías y por otro lados el ministerio de lo interior que ha dado palos a ciegas y muestras de que no hay un plan en camino, levanta la restricción a la venta de bebidas alcohólicas en las demarcaciones que habían exhibido mayores niveles de violencia asociada a la delincuencia común.

Reconocer los errores es la única manera de enderezar el camino cuando el camino ha existido.

Personalmente creo que a este gobierno le faltado camino y que ha seguido todas las rutas viejas que no llegan a ninguna parte,

Fuente : ListinDiario


Siguenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *