El ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla, denunció ayer que es víctima de una sistemática campaña de acusaciones falsas para involucrar a la empresa de su familia en operaciones fraudulentas vinculadas a la construcción de la nueva cárcel sustituta de La Victoria.

Ayer, la directora de Ética e Integridad Gubernamental, Milagros Ortiz Bosch, respondió a su compañero de partido Ramón Alburquerque, quien le había pedido que investigara la conducta de Macarrulla, que hace cuatro meses se reunió con el ministro de la Presidencia y le pidió aclarar los rumores que lo vinculaban con el expediente sobre fraude en la Procuraduría que ya estaba bajo indagatoria.

En una declaración de prensa, Macarrulla expresó que esa campaña de descrédito ha sido financiada y ejecutada por sectores políticos interesados en empañar la gestión que realiza el gobierno, y que instrumentalizando las legítimas aspiraciones de justicia que tiene la sociedad dominicana, quieren generar un clima de distracción mediática que desvíe la atención ciudadana de la lucha contra la corrupción que realiza la Procuraduría General de la República.

Con transparencia
Aseguró que a lo largo de su vida, todas sus actuaciones públicas y privadas han sido hechas con transparencia, verticalidad y honradez, y que con esos mismos principios se manejan las empresas de su familia. Asimismo manifestó que está dispuesto a someterse a cualquier escrutinio en ese sentido.

“Por años, he servido a mi país como empresario comprometido con los mejores intereses de la nación y no permitiré que sectores políticos interesados en dañar y empañar la gran obra de gobierno del presidente Luis Abinader desmeriten y pongan en entredicho mi dignidad y honorabilidad” informó Macarrulla.

“Estoy dispuesto a demostrar las calumnias en el terreno de la legalidad y el debido proceso, que los rumores que han sido vertidos en mi contra en los últimos días son absolutamente falaces y no podrán mancillar, como se pretende, mi honor y el de mi familia, ni desestabilizar el rectilíneo curso de la transparencia y la decencia del Gobierno Constitucional de nuestra República”, expresó Macarrulla.

Milagros responde a Alburquerque
En una declaración escrita, la doctora Ortiz Bosch señala a su compañero del Partido Revolucionario Moderno (PRM) que cuando se enteró del rumor que supuestamente vinculaba una empresa de Macarrulla con la construcción de la cárcel sustituto de La Victoria, acudió a conversar con el funcionario sobre la investigación.

La funcionaria dijo que fue recibida respetuosamente por Macarrulla, “quien saludó nuestro interés y con transparencia tratamos el caso”.

Advierte a Alburquerque que ella es la misma que el conoció hace años y que no volverá al pasado.

Ortiz Bosch afirmó que le resulta una “extraña coincidencia” la de Alburquerque  “con los que quisieran desmeritar las tareas que realizamos desde el mismo instante en que llevamos a la justicia el caso del denominado “hormigón asfáltico caliente”.

Declaración textual de Milagros Ortiz Bosch
“Es extraño que conociéndonos por tantos años Ramón Alburquerque me pida hacer con tanto atraso lo que hace cuatro meses hice: visitar en su despacho del Palacio Nacional al ministro Lisandro Macarrulla para tema tratar el mismo que preocupa Ramón.

Fui recibida respetuosamente. Se trató el tema con profundidad, le expliqué mi obligación de tratar el rumor público de entonces.

El ingeniero Macarrulla saludó nuestro interés y con transparencia tratamos el caso.

En ese entonces ya estaban en curso las investigaciones, que hoy se hicieron públicas, por el órgano llamado constitucionalmente a realizarlas, por lo que, trascendía los límites de la DIGEIG.

La diferencia de ahora, Ramón, es que entendimos hace 6 años por qué salimos del PRD a construir el PRM.

Ramón Alburquerque debe saber que soy y seré la misma senadora que él conoció, que nunca renuncia a su deber.

Es realmente extraña tu coincidencia con los que quisieran desmeritar las tareas que realizamos desde el mismo instante en que llevamos a la justicia el caso del denominado “hormigón asfáltico caliente”. Milagros Ortiz Bosch no volverá al pasado. Hace 6 años que salí”.

DATOS

Alburquerque  
El exsenador y dirigente del PRM, Ramón Alburquerque, había pedido a Milagros Ortiz Bosch que diera a Lisandro Macarrulla el mismo trato que dio a Kimberly Taveras, exministra de la Juventud que fue suspendida por una denuncia, y a Leonardo Faña, también suspendido como director del IAD por una querella por acoso sexual.

Tras conocer la declaración de Ortiz Bosch, Alburquerque aclaró que no está acusando a Macarrulla, sino que “deben medirlo con la misma vara” que a Taveras. “Lo que no deben es investigar a unos sí y a otros no. Contra eso es que nos pronunciamos”, apuntó Alburquerque.

www.elcohetedelsur.com

Origen: Listin Diario

Deja una respuesta