Un juez de las Oficinas Judiciales de Atención Permanente del distrito judicial de La Vega dispuso la libertad, pura y simple, de 10 de 13 empleadas de una casa de acogida del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani), en el municipio de Jarabacoa, acusadas de actos de barbarie, abuso físico y psicológico en contra de 28 niñas.

Mientras que contra Carina Mateo, Rosa Iris Sánchez Payano y María Mercedes Peña Ramírez el tribunal impuso medida de coerción consistente en presentación periódica ante la fiscalía.

En tanto, María Claribel Adames, Marlen Cristina Walter Ángeles, Lucrecia Mercedes Espinal Flores, Dilenia del Carmen de León Bidó Teresa Antonio Betances Mejía, Rosa Anneris Hernández de Sánchez, María Cristina Pérez de Alonso, y sobre Kenibel Frías Reyes la sala rechazó una solicitud de prisión preventiva presentada por el Ministerio Público.

Lloran y celebran decisión

Tras el dictamen, algunas de las 10 beneficiadas con la libertad pura y simple lloraron y celebraron junto a amigos y familiares a las fueras del Palacio de Justicia.

El grupo es acusado de violación a varios artículos del Código Penal Dominicano que castiga los actos de barbarie y el abuso físico y psicológico en perjuicio de 28 menores de edad.

Según el expediente, las empleadas de Conani supuestamente amarraban a las menores de edad con sogas en las camas. Las niñas alegadamente no recibían una alimentación adecuada y balanceadas.

La audiencia, que inició en horas de la mañana del lunes, se extendió hasta las nueve de la noche.

A las instalaciones del Palacio de Justicia se presentaron decenas de personas en apoyo a las imputadas.

El sacerdote católico Alfredo Rosario Paulino entiende que la acusación en contra se las 13 empleadas de la casa de acogida del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia se trata de un mal entendido.

“Existe la injusticia humana, por eso estamos aquí como iglesia dando apoyo masivo a esas mujeres”, declaró el religioso.

www.elcohetedelsur.com

Origen: Diario Libre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *