La versión monodosis de la vacuna, Sputnik Light, en caso de utilizarse como refuerzo tras Sputnik V, aumenta la eficacia contra ómicron al 80 %, según el estudio realizado por el Centro Gamaleya.


La vacuna rusa Sputnik V tiene "una actividad neutralizadora alta" contra la variante ómicron de coronavirus, según un estudio preliminar
Frank Hoermann / Sven Simon
Las vacunas rusas Sputnik V y Sputnik Light tienen una alta eficiencia contra la variante ómicron de coronavirus, según un estudio preliminar en laboratorio, realizado por el Centro Gamaleya.
Conforme a la institución, Sputnik V tiene «una actividad neutralizadora alta» de la nueva variante del virus y «proporcionará una fuerte protección contra la enfermedad severa y la hospitalización» en caso de contagio.
Al igual que otras vacunas, la eficiencia de Sputnik V es menor contra nuevas cepas. Sin embargo, la reducción es mucho menor que en los fármacos mARN, de Pfizer-BioNTech y Moderna: 11,8 veces contra 41 y 49-84, respectivamente. «Hasta ahora, Sputnik V está mostrando los mejores resultados de neutralización del virus contra ómicron en comparación con otras vacunas», indica el centro.
Al mismo tiempo, la variante monodosis de la vacuna, Sputnik Light, en caso de utilizarse como refuerzo «aumenta significativamente la actividad neutralizadora del virus, contra ómicron», señalan los médicos. «La eficacia esperada de Sputnik V con el refuerzo de Sputnik Light contra la infección por ómicron podría ser superior al 80%», pronostican, indicando que la tasa de individuos que elaboraron los anticuerpos contra la ómicron 2-3 meses después de la vacunación como refuerzo con Sputnik Light es del 100%.
Asimismo, el centro Gamaleya resalta que la versión monodosis de la Sputnik puede utilizarse en combinación con inoculación previa con otros fármacos. «El refuerzo heterólogo con Sputnik Light es la solución para aumentar la eficacia de otras vacunas, incluso contra ómicron, y prolongar el período de protección de refuerzo», indican. Citan como ejemplo a Argentina, donde personas vacunadas con una combinación de vacunas diferentes desarrollaron una inmunidad más fuerte contra el covid-19 que los que utilizaron solo un fármaco.
La vacuna anticovid Sputnik V ya fue aprobada en más de 70 países.
El 11 de agosto de 2020, Sputnik V fue anunciada como la primera vacuna del mundo registrada contra el covid-19. El preparado ha mostrado una eficacia del 97,6 %, conforme a datos de abril pasado del Centro Gamaleya, desarrollador del medicamento.