Naciones Unidas.- El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas expresó este viernes su condena de los atentados suicidas que se produjeron ayer en las cercanías del aeropuerto de Kabul y que dejaron al menos 95 muertos y 150 heridos.

“Los miembros del Consejo de Seguridad condenan en los términos más enérgicos los deplorables ataques cerca del aeropuerto internacional Hamid Karzai en Kabul, ocurridos el 26 de agosto de 2021”, recoge un comunicado difundido hoy.

El Consejo insiste en que todas las partes deben respetar sus obligaciones bajo el derecho internacional humanitario en todas las circunstancias, incluida la protección de civiles.

“Los miembros del Consejo de Seguridad reafirman que el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones constituye una de las amenazas más graves contra la paz y la seguridad internacionales. Atacar deliberadamente a civiles y al personal que ayuda en la evacuación de civiles es especialmente aborrecible y debe ser condenado”, insiste la nota.

Asimismo, subrayaron la importancia de combatir el terrorismo en Afganistán para garantizar que su territorio no será usado para amenazar o atacar a otro país y que ningún grupo afgano o individuo debe apoyar a los terroristas que operan en ningún país.

La condena del máximo órgano de la ONU se produce un día después de que el secretario general de esta organización, António Guterres, mostrara su hondo repudio a lo sucedido.

El doble ataque suicida de ayer ha motivado que varios países, entre los que se encuentran Australia, Alemania, Francia y España, dieran por concluidas sus operaciones de evacuación en Kabul, que tenían previstas finalizar el próximo 31 de agosto.

La mayoría de los fallecidos en los ataques, que horas más tarde fueron reivindicados por la rama local del grupo yihadista Estado Islámico (EI), fueron civiles que trataban de llegar al aeródromo de la capital afgana para huir del país en un vuelo de evacuación internacional.