Grace se convirtió este viernes en huracán categoría 2 al acercarse a las costas del estado mexicano de Veracruz (este), donde las comunidades que se espera sean impactadas han sido declaradas en alerta roja.

Según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC), a las 00h00 GMT Grace registraba vientos sostenidos de 160km/h y se encontraba a 170 kilómetros del puerto de Veracruz, en el Golfo de México y uno de los mayores del país.

“Grace se intensifica a huracán categoría 2 y se acerca a la costa norte de Veracruz”, donde “se espera oleaje de 5 a 7 m de altura”, informó la Comisión Nacional del Agua de México en un comunicado.

Las autoridades de Veracruz esperan que Grace toque tierra en la noche de viernes al sábado entre los municipios de Tecolutla y Nautla, en el norte de este estado que se extiende sobre una amplia franja del Golfo de México.

En el puerto de Veracruz, los comercios ubicados en la costa colocaron tablas y protecciones sobre sus ventanales y puertas para evitar afectaciones mientras los pescadores protegían unas 300  embarcaciones.

“Pasaremos muchos días sin pescar, casi una semana, somos afectados como 35.000 pescadores porque no se puede salir”, dijo a la AFP Isabel Pastrana Vázquez, presidenta de la Federación de Cooperativas Pesqueras de Veracruz.

Los pobladores también aseguraban sus casas luego de abastecerse de alimentos enlatados y agua.

-Previsiones-

Las autoridades estatales habilitaron 200 refugios y están preparadas para activar 2.000 más de ser necesario, mientras comerciantes de la costa comenzaron a resguardar su mobiliario ante los efectos de Grace.

“Ya ahorita quitamos todas las sombrillas (de la playa) que teníamos porque ya la marea está subiendo”, comentó a la AFP Víctor Morales, dueño de un restaurante.

Al final de la tarde, las autoridades cerraron la mayor parte de las carreteras de Veracruz, que es atravesado por numerosos ríos, fueron cerradas desde el centro hacia el norte.

Esta será la segunda ocasión en que Grace toqué tierra en México luego de que la madrugada del jueves entró como categoría 1 por el balneario de Tulum (este), en el Caribe, para luego recorrer la península de Yucatán.

El fenómeno se degradó a tormenta tropical en tierra pero recuperó su fuerza al regresar al mar.

A su paso por el Caribe mexicano, Grace provocó daños materiales menores y el desalojo de unos 6.000 pobladores y turistas.

Integrantes de las fuerzas armadas de México se encuentran listos para resguardar a pobladores de Veracruz, indicó Laura Velázquez, coordinadora nacional de Protección Civil.

La nubosidad del huracán impactará en las montañas de Veracruz, lo que provocará “escurrimientos hacia las cuencas hidrológicas” mientras que hacia el mediodía del sábado se prevén “algunas inundaciones y deslaves”, dijo este viernes en conferencia de prensa el gobernador de ese estado, Cuitláhuac García.

Méndez añadió que Grace también podría afectar como huracán al central estado de Hidalgo.

El gobierno de Ciudad de México ha alertado de su lado que el huracán podría provocar fuertes luvias a partir de la noche del viernes

Origen: NDigital