“Yo le pido disculpas a los papás del muchachito que yo le causé la muerte”, se confesó este sábado alias el “Gato Malo”, como es llamado en el ambiente callejero Orianny Reyes, señalado por la Policía como quien disparó al vehículo donde se trasladaba el adolescente de 13 años, Derek Tejada Moscoso, arrebatándole la vida.Reyes se entregó a la Policía, en la comandancia de Moca, a través del dirigente popular Juan Comprés y el comunicador Jordano, a fin de que se le preserve la vida.El homicidio del adolescente, que salía de un juego de béisbol, el deporte que lo mantenía entusiasmado por llegar a las ligas mayores, ocurrió alrededor de las 7:00 de la noche del domingo 8 de agosto en un tramo de la carretera Moca-Guaucí, donde bandas se enfrentaban a tiros, cuando el menor se trasladaba a bordo de un vehículo junto a familiares.El disparo no fue accidental, sino que era el vehículo el blanco, creyendo que lo abordaban sus enemigos, confesó “el Gato Malo”.Regístrate para vivir una experiencia personalizada de consumo de contenidos.Registrarse en MiDL“Porque a nosotros nos habían tirado unos tiros y yo pensaba que esas personas iban en ese vehículo y no sabía que era un niño que iba ahí y le pido disculpas a los padres y a los familiares, si ellos pueden que me ayuden”, contó.El novel pelotero murió mientras recibía atenciones médicas en un centro de salud privado en Moca.Antonio Tejada González, padre del adolescente, dijo que espera se imponga la pena de 40 años de cárcel contra el detenido y otro que huye, implicado en la muerte de su hijo.“Yo espero que se me haga justicia, pido la pena máxima de 40 años”, dijo el progenitor, visiblemente afectado.“Queremos justicia, fue a un niño de 13 años que mataron, un niño que tenía todo un futuro por delante”, dijo una de las tías del adolescente

Origen:Diario Libre