AZUA.- Familiares de un cabo de la Policía Nacional exigieron este jueves mayor calidad en las atenciones del Sistema Nacional de Emergencias 911 en Azua.

Indicaron que el miembro de la Policía, Dalwin Peralta Sánchez, sintió un fuerte dolor en el pecho e hicieron una llamada al 911 mientras se encontraban de servicio en el destacamento policial y nunca llegó por lo que recurrieron a un centro de salud.

Sostuvieron que es vergonzoso saber que una persona que sirve a la comunidad den combate a la delincuencia no pueden ofrecer un servicio eficiente.

Realizaron un llamado un llamado a las autoridades de Azua a que resuelvan la situación porque en otra ocasión otra persona podría perder la vida.

Origen: El Nuevo Diairo