Este lunes se conocieron datos del motorista muerto en el accidente que involucró a Onguito Wa este fin de semana. Un hombre de familia cristiana y que deja una niña enferma y que, al momento del triste hecho, buscaba sustento para su familia.

El nacional haitiano fallecido en el accidente respondía al nombre de Avener Elma. Tenía 25 años y era padre de una niña enferma de 1 año que hoy queda huérfana.

Residente en el sector Cancino Adentro, Avener salía todas las madrugadas hasta el Mercado Modelo en Capotillo para comprar frutas frescas y revenderlas en su comunidad. El día de su muerte pretendía hacer lo propio sin pensar que esa sería la última vez que se despediría de su pequeña.

LEE TAMBIÉN

La fatídica noche, cuando fue atropellado, iba de regreso a su casa después de comprar mercancias y en una acción imprudente de quien conducía la yipeta Mercedes Benz donde iba el exponente urbano, se vieron de frente con Avener y murió al instante por los fuertes golpes recibidos.

El drama de la familia del motorista muerto

La escena fue dantesca, como el dolor que vivió Ketteline Saintilus cuando la llamaron para darle la noticia que la convertiría en viuda a los 23 años. En declaraciones a un programa radial lo describiócomo un hombre muy bueno que adoraba jugar con su bebé, más porque la pequeña está enferma y siempre buscaba a su papi en las noches. Anoche se despertó varias veces buscándolo.

En la casa del muerto decenas de allegados están despidiéndolo orando con biblias en mano, pero el llanto siempre es el mismo sin importar el idioma. Dentro de sus siete hermanos la mitad es cristiana y le claman a Dios para que guíe el alma de Avener hasta el cielo mientras hacen colecta para cubrir los gastos del velorio.

La sepultura fué dejada este lunes en la mañana en el cementerio de San Isidro en Santo Domingo Este, mientras el artista pulula en las calles esperando que el caso se cierre o lo lleve al juzgado.

El hermano mayor de Avener, Alfredo Elma, implora a las autoridades investigar a fondo el caso para que se haga justicia “porque no fue un perro que mataron. Mi hermano era un buen hombre y ahora deja una niña huérfana y una esposa sola, queremos justicia”.

Siguenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *