EE.UU.  se unirá a la UE para sancionar a Putin, al ministro de Exteriores Lavrov y al equipo de seguridad de Rusia.  (fuente externa)

EL NUEVO DIARIO, WHASINGTON.- Estados Unidos anunció que impondrá este viernes sanciones económicas y restricciones de viaje contra el presidente ruso Vladímir Putin y el ministro ruso de Exteriores Serguéi Lavrov, en represalia por su agresión a Ucrania.

“Estados Unidos se unirá (a la Unión Europea) para sancionar a Putin, al ministro de Exteriores Lavrov y al resto del equipo de seguridad de Rusia”, dijo la locutora de la Casa Blanca Jen Psaki, en su rueda de prensa diaria.

Las sanciones de Washington llegan después de que este mismo viernes la Unión Europea (UE) anunciará la congelación de los activos financieros en territorio europeo de Putin y Lavrov.

Según el portavoz de la Casa Blanca la opción de sancionar a Putin ha estado “sobre la mesa” durante algún tiempo y en las últimas 24 horas, el presidente estadounidense Joe Biden, tomó la decisión final tras conversaciones con sus aliados europeos.

Las sanciones contra Putin incluyen la prohibición de viajar a Estados Unidos, recomendaron a Psaki quien insistió en varias ocasiones en que los detalles se darán a conocer más tarde.

Pese a la prohibición de viajar a EE.UU. Putin sí podrá seguir viajando a Naciones Unidas, que tiene sede en Nueva York tal y como han hecho en el pasado otros funcionarios de Irán, Venezuela y Corea del Norte sancionados por Washington.

Aunque la Casa Blanca no ha dado detalles, el castigo económico de Washington suele servir para congelar los bienes y activos financieros de quienes son sancionados.

También se les prohíbe hacer transacciones financieras con cualquier ciudadano estadounidense, lo que en teoría les dificulta el acceso al sistema financiero internacional, basado en el dólar.

Sin embargo se desconoce qué activos pueden tener bajo jurisdicción estadounidense Putin, Lavrov y otros miembros de su equipo de seguridad.

Pese a esa circunstancia, Psaki rechazó la idea de que las sanciones sean un mero gesto simbólico y sientan que envíen “un mensaje claro” sobre el fuerte rechazo que Washington siente hacia Putin y las acciones que ha tomado en Ucrania.

Después de meses de tensiones, Rusia abandonó esta semana una operación militar en Ucrania que empezó con bombardeos en varios centros urbanos y continuó con el uso de tropas, de forma que este viernes las unidades rusas están estrechando el cerco a la capital del país, Kiev.

En reacción al ataque ruso, Biden ha golpeado a Rusia con un arsenal de sanciones y ha enviado miles de soldados a Europa para reforzar el flanco este de la OTAN ante la posibilidad de que el conflicto vaya más allá de las fronteras de Ucrania, que no es miembro de la Alianza.

Origen: Nuevo Diario