El objeto fue hallado por casualidad en el lecho del un río gracias a una disminución del nivel del agua. Los descubrimientos de espadas cortas similares se suelen registrar en la cuenca del Danubio.

Encuentran en el lecho de un río en Eslovaquia una daga de bronce de más de 3.200 años
Oficina Regional para la Protección de Monumentos de la ciudad de Trnava

Un residente de Eslovaquia que disfrutaba de una jornada de descanso en las cercanías de la ciudad de Hlohovec, descubrió este verano una gran daga de bronce de casi 26 cm de largo.

Este tipo de artefactos son característicos de la cultura de los túmulos funerarios que surgió en Europa Central alrededor del siglo XVI a.C., según un comunicado emitido por la Oficina Regional para la Protección de Monumentos de la ciudad de Trnava.

El objeto fue hallado en el lecho del río Váh gracias a una disminución del caudal. Cuando el veraneante se enteró en su casa que se trataba de un hallazgo arqueológico, lo llevó al museo local, donde le indicaron que era necesario comunicar su hallazgo y entregarlo a la oficina regional de monumentos.

Oficina Regional para la Protección de Monumentos de la ciudad de Trnava

El descubrimiento resultó ser una espada corta (un gladiolo, o daga larga) con una longitud de casi 26 cm y un peso de casi 150 g. El mango de esta arma no se ha conservado, ya que estaba hecho de material orgánico.

Según los arqueólogos, la daga pudo haber sido arrojada al río como parte de un culto, o pudo haberla perdido su dueño al cruzar el río.

Los descubrimientos de espadas cortas similares suelen ocurrir en la cuenca del Danubio, desde el sur de Alemania hasta la provincia serbia de Vojvodina. Son característicos de las primeras culturas de montículos de la Edad del Bronce Medio.

Oficina Regional para la Protección de Monumentos de la ciudad de Trnava

En la Edad del Bronce Media y Final, es decir, alrededor de 1600-1200 a.C., una cultura, o grupo de culturas, de túmulos funerarios se extendió por Europa Central, reemplazando a la cultura Unetice. Los arqueólogos la distinguen principalmente por el rito funerario característico, el predominio del pastoreo sobre la agricultura y el tipo de artefactos de bronce.

Se conocen pocos asentamientos de esta cultura, por lo que la principal fuente de información son los entierros, que suelen estar formados por varias decenas de montículos. En los entierros y tesoros de los miembros de esta cultura, los arqueólogos han encontrado numerosos artículos de bronce: alfileres, brazaletes, broches, puñales, espadas, así como hoces y cuchillos.

Origen : RT