SANTO DOMINGO.- El cuerpo sin vida de la mujer asesinada por supuestos sicarios la tarde del viernes en Santiago, todavía al mediodía de este sábado no había sido reclamado, según el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

La mujer, identificada como Ana Francisca Gómez de Amaro, conducía un carro marca BMW, de color blanco y fue tiroteada por los antisociales, quienes lograron impactarla en la cabeza, según testigos en el lugar del hecho.

“Ningún familiar ni amigo ni un vecino ni un motoconcho han venido a buscar el cadáver, esperando que venga alguien para entregarlo”, le dijo a Diario Libre un empleado del Inacif.

Gómez de Amaro fue tiroteada cuando se trasladaba por la avenida 27 de Febrero con Salvador Estrella Sadhalá, en el Ensanche Libertad de la Ciudad Corazón.

Tras ser impactada, la hoy occisa fue auxiliada por ciudadanos que llegaron al lugar del suceso, quienes la sacaron del vehículo y la transportaron en una motocicleta hacia un centro de salud, pero según los presentes, ya había fallecido.

Llevaba pistola y dinero

De acuerdo a crónica del citado diario, bajo la firma del periodista José Zapata, en el vehículo de Gómez de Amaro fue hallada un arma de fuego, un radio de comunicación y una alta suma de dinero en efectivo, en moneda local y extranjera.

La pistola es marca Glock, con un cargador con ocho cápsulas y estaba en una de las tres carteras que llevaba en el vehículo la víctima, indica la información, que establece que previo a la llegada de la Policía a la escena del crimen ya las pertenencias habían sido llevadas a una banca de lotería para evitar fueran sustraídas.

Entre las cosas encontradas en el carro figura también, de acuerdo la información de Zapata, “un bulto con artículos personales, incluyendo la cédula de identidad, tarjetas de crédito, seguros de salud, una sombrilla, lentes de sol y productos para el cabello”.

De igual manera, “dos teléfonos celulares marca Apple, un aparato de defensa personal de Shock Eléctrico (Teaser), control de alarmas de vehículos, entre otras pertenencias”.

En tanto que el dinero que llevaba la víctima estaba distribuido en US$253 dólares, en euros 1,050 y RD$3,300 pesos.

Mientras que un “fardo grande de billetes de 2 mil pesos no fue contabilizado”, según se observa en un video realizado.

Fuente: Nuevo Diario

Siguenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *