La incidencia del polvo del Sahara ha generado un incremento considerable en las consultas y emergencias de clínicas y hospitales del país, debido a que trae consigo una serie de baterías y virus que afectan los pulmones y las vías respiratorias de los niños como adultos.Así lo indicó el alergólogo José Alberto Torres, quien señaló los principales efectos que se están manifestando con aumento en los pacientes.“Estos días que hemos tenido un gran cantidad de polvo en el ambiente, pues los pacientes y personas no alérgicas, pueden empezar a notar: picor en los ojos, enrojecimiento, congestión nasal, congestión en los ojos, mucha tupición y muchos estornudos. Incluso, picor en la garganta, picor en los oídos, y también esa tos seca repetidas veces”, explicó el galeno.Pediatras tratan impacto emocional problemas respiratorios Mientras que el neumólogo Andrés Mena, aseguró que este polvo tiene una mayor afección en las personas que padecen de alguna enfermedad respiratoria, que no esté medicada adecuadamente.“Si ese niño o adulto que tiene rinitis alérgica, no está medicado adecuadamente, no está controlado, pues es lógico que ese polvo del polvo de Sahara va actual como desencadenante de esa crisis. Los pacientes que tienen asma, van a empeorar su situación”, dijo Mena. Ambos doctores, hicieron algunas recomendaciones a los ciudadanos, con el fin de reducir los riesgos en la salud que pueden ocasionar el polvo del Sahara.“Lo que se recomienda es que las personas eviten la salida al aire libre de forma innecesaria, que se protejan los que tengan que salir: con gafas de sol, utilicen colirio refrescante y utilicen antialérgicos”.¿Qué es el polvo del Sahara?El polvo del Sahara es un inmensa masa nubosa de aire y arena que se levanta en el desierto de Sahara, África, y vuela hacia el oeste llegando a la región del Caribe, Centroamérica y México, entre mayo y septiembre, que torna el ambiente grisaceo e incrementa la temperatura y la sensación de humedad.

Origen:Hoy.com