El día interminable durante el verano austral en la Antártida más profunda se vio interrumpido en la madrugada de este sábado por algo más de una hora de oscuridad provocada por un eclipse total de sol.

A las 7:00 GMT, la Luna comenzó a ocultar la esfera del Sol, para alcanzar la totalidad -momento de absoluto ocultamiento de la esfera de la estrella- a las 7:33 GMT, por un minuto y 54 segundos en el punto de máxima duración la sombra de la Luna proyectada sobre la Tierra hizo la noche en medio del continente helado.

A partir de las 7.00 GMT de este sábado la Luna se interpuso ante el Sol y proyectó una sombra sobre la Tierra hasta llegar al eclipse solar total, cuando las tres esferas quedaron alineadas en recta, un fenómeno que puso ser visto en su plenitud desde la Antártida.

El continente blanco fue el único y privilegiado lugar del mundo donde, en algunas de sus zonas, puso verse este eclipse total de forma completa, mientras que en otras zonas del planeta se experimentó un eclipse solar parcial.

El único punto de visualización internacional en las profundidades de la Antártida fue base Glaciar Unión, a 1.000 km al norte del Polo Sur, 2.000 km al sur de las bases internacionales en la Antártida -en la isla Rey Jorge- y a 3.000 km de Punta Arenas, la ciudad más austral de Chile en el continente.

Origen: El Hoy