La lluvia provocada por el huracán Ida inundó sótanos. Autopistas y bulevares se convirtieron en ríos. Es el primer estado de emergencia por inundaciones repentinas que se declara en la historia de Nueva York.

default

Al menos nueve personas murieron en Nueva York por las súbitas inundaciones del miércoles en la noche tras las lluvias torrenciales provocadas por la tormenta Ida, que dejó a su paso inundaciones y escenas de caos en el noreste de Estados Unidos.

Bill de Blasio, el alcalde saliente de la ciudad de Nueva York, deploró en un tuit el “acontecimiento meteorológico histórico” y declaró también el “estado de emergencia”.

Asimismo, el Servicio Meteorológico de Estados Unidos (NWS) registró un récord histórico de 80 mm de lluvia en una hora en Central Park. Cientos de vuelos fueron cancelados en los aeropuertos neoyorquinos de Newark, LaGuardia y JFK.

En plena noche, la nueva gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul, declaró “estado de emergencia” tras las “importantes” inundaciones en todos los condados limítrofes con la ciudad de Nueva York, que podrían afectar a unos 20 millones de personas.

Según el NWS, es el primer estado de emergencia por inundaciones repentinas que se declara en la historia de la megalópolis, golpeada en 2012 por el huracán Sandy.

Origen: El Mundo