KABUL.- Al menos 60 muertos y decenas de heridos en dos explosiones fuera del aeropuerto de Kabul, donde miles de ciudadanos afganos se encontraban aglomerados intentando salir del país en los vuelos de evacuación internacionales.

Al menos tres atentados suicidas con bombas causaron decenas de muertos este jueves en las afueras del aeropuerto de Kabul, donde estaban concentradas miles de personas que intentaban huir de Afganistán y horas después de que Estados Unidos y sus aliados instaran a los afganos a abandonar el área debido a una amenaza del Estado Islámico.

Entre las víctimas mortales hay personal militar norteamericano, confirmó el Pentágono.

La rama afgana del Estado Islámico (ISIS), que se autodenomina Estado de Khorasán (ISIS-K), se adjudicó los atentados suicidas registrados en el aeropuerto de Kabul.

Horas después de los dos primeros atentados, una tercera explosión fue reportada cerca al aeropuerto de Kabul. De acuerdo con el general de EEUU, Kenneth F. Mckenzie, 12 militares estadounidenses murieron: 11 marines y un médico.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, confirmó que hay estadounidenses entre las víctimas en un «ataque complejo» de dos explosiones.

De acuerdo con el portavoz, una de las explosiones ocurrió cerca del Hotel Baron de la capital afgana, cerca de la puerta Abbey del aeródromo, donde se produjo la otra detonación.

La primera de las explosiones tuvo lugar a las 18.24 horas de Kabul, (13.58 GMT) cerca de una de las puertas del aeropuerto de Kabul, según la cadena de noticias afganas Ariana News.

Medios locales difundieron imágenes del lugar en las que pueden verse varios cuerpos sin vida en el lugar del atentado, además de heridos siendo trasladados a hospitales, tras lo que aseguran que al menos el primero fue un estallido de gran potencia.

El Ministerio de Defensa de Turquía también anunció «dos explosiones» en las inmediaciones del aeropuerto.

De momento se desconoce la autoría o las características del atentado, o información del nuevo régimen talibán sobre lo ocurrido, con el país sumergido en la incertidumbre tras la caída del Gobierno, y a la espera de la conformación del Gobierno islamista.

Este evento se produce mientras miles de afganos se encontraban en las afueras del aeropuerto de Kabul en un intento por huir del país en los vuelos de evacuación internacionales.

El miércoles la Embajada de EE.UU. en Afganistán emitió un aviso advirtiendo a los estadounidenses que no se acercaran al aeropuerto de Kabul por «amenazas de seguridad» fuera de los accesos a esas instalaciones.

El embajador en funciones de EE.UU. en Afganistán, Ross Wilson, dijo este jueves en una entrevista con la cadena de televisión ABC News antes de que se produjera la explosión que dichas amenazas son «creíbles» e «inminentes».

Origen: Almomento.net