Tras recibir su segunda dosis de vacuna contra la covid-19, el presidente Luis Abinader insistió en el hecho de que no hay ninguna razón por la cual la población no deba inocularse contra la covid-19, al hacer referencia a algunas tendencias religiosas que se oponen a ella.

En el liceo Benito Juárez, del sector Cristo Rey, lugar donde se aplicó el segundo preparado de la farmacéutica Sinovac, el gobernante dijo que el que no se vacuna es el que comete el pecado, ya que él es católico, creyente y cristiano y no piensa de esa manera.

“Los que tienen que tener miedo son los que no se vacunan. Esos son los que tienen que tener miedo. Recuérdense que todas las enfermedades que hemos eliminado, incluyendo el covid, la tuberculosis, la hemos eliminado porque se han vacunado. Los que no se vacunan, yo les digo que yo soy un católico, creyente, cristiano y el que no se vacuna es el que está cometiendo un pecado, no el que se vacuna”, expresó el mandatario.

Reiteró, en ese escenario, que todo aquel que se inyectó por primera vez tiene la responsabilidad de ir a hacerlo por segunda vez, para evitar así exponer su salud y la de los demás.

“Todos tienen que venir a ponérsela. Todo el que se aplicó la primera, tiene que venir a la segunda. Quiero decirles también que cuando se vacunan, ni con la primera ni con la segunda pierden tampoco estar libres, así que tienen que tener distanciamiento. El nivel de inmunización dura dieciocho días después de la segunda, esos son los datos científicos”, dijo.

“Por lo tanto, les pido que se vacunen y que después que se vacunen continúen con el distanciamiento”, agregó.

Al preguntársele si el Gobierno ha contemplado tomar medidas contra los que no acudan a vacunarse, el Presidente aclaró que el Gabinete de Salud no lo ha pensado porque en la actualidad hay una discusión legal y constitucional.

www.lcohetedelsur.com

Origen:El Caribe

Deja una respuesta