Fraude bono Navideño

En noviembre del 2021, fue anunciada por el presidente Luis Abinader la entrega de bonos navideños.

Los cuales serían repartidos a 1,750,000  familias con la suma de 1500 pesos.

Para el año 2020, el bono fue entregado a un millón de familias, lo que representa una  inversión que  pasó de RD$1,500 millones a RD$2,600 millones.

Junto al anuncio de la entrega de las nuevas tarjetas venían promesas que terminaron incumplidas.

En un espacio “pagado” en medios de comunicación el 5 de diciembre del pasado año, el Gobierno explicaba que:

“Las tarjetas serán repartidas a nivel nacional, un 80% por el Sistema Único de Beneficiarios (Siuben)”.

Asimismo un 20% por las distintas iglesias, congregaciones, las gobernaciones provinciales, alcaldías y legisladores”.

En el informe oficial que se encuentra en la página de la Presidencia de la República se señala que tanto Siuben como el programa Supérate eran los “principales encargados de la distribución de hasta el 80% de esas tarjetas”.

Y que para tal misión serían apoyados por las distintas iglesias y congregaciones religiosas.

En la práctica, hicieron todo lo contrario.

Pues solo el 21% de los bonos fueron entregados directamente por el Gabinete de Política Social y el programa Supérate.

De donde depende el Siuben.

Incluso si se les considera lo aportado a las iglesias católica y evangélica el porcentaje solo aumenta al 27% de todas las tarjetas repartidas.

Fuente: Cachicha.

Siguenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *